Violación grupal en Palermo: declaran como testigos varios jóvenes

Por milagros lopez Sep4,2023

El juicio a los seis detenidos por la violación grupal de una joven de 21 años en Palermo continúa hoy con los testimonios de jóvenes que estuvieron en el mismo boliche bailable al que asistió la víctima y el empleado del kiosco en cuyas cámaras quedó registrado parte del abuso al que fue sometida, informaron fuentes judiciales.

La tercera audiencia del juicio oral se desarrolla a puertas cerradas en la sala del Tribunal Oral en lo Criminal (TOC) 14, ubicada en la calle Lavalle al 1.171, del centro porteño. Según indicaron voceros judiciales a Télam, para hoy fueron citados a declarar como testigos cuatro jóvenes que asistieron al boliche «Espacio Ro Techno Bar», situado en Thames 1.625, de Palermo, donde la víctima y los acusados estuvieron previo al abuso.

Además, se espera la declaración ante los jueces Gabriel Vega, Gustavo Valle y Domingo Altieri del empleado del kiosco «Curiosity», situado en Serrano 1514, donde tres de los acusados quedaron filmados por las cámaras del local manoseando a la joven de ahora 22 años, según las pruebas presentadas por la fiscalía.

El viernes pasado, la víctima declaró en el juicio y afirmó que «le arruinaron la vida» y que nunca dio el consentimiento para tener relaciones sexuales con los imputados.

«Nunca hubiera prestado consentimiento para estar con un hombre, no es mi inclinación sexual», agregó la joven al descartar, tal como ya lo había hecho en su declaración durante la instrucción, que las relaciones sexuales que tuvo con algunos de los imputados hayan sido consensuadas.

La chica, cuya identidad se reserva para preservarla, tenía 21 años al momento del hecho, es estudiante, sigue bajo tratamiento psicológico por lo sucedido, y le contó a los jueces las consecuencias y traumas que aún afronta por lo vivido aquel 28 de febrero de 2021. «Me da miedo salir a la calle, que la gente me reconozca», dijo la denunciante y agregó: «Tengo pesadillas, siento que me voy a morir. Sueño que me secuestran, que me llevan en un auto a un lugar muy oscuro».

En relación a lo que pasó aquella mañana, la joven, que según los estudios toxicológicos ese día tenía alcohol, marihuana y anfetaminas en su organismo, reiteró en varios tramos de su relato que no se acuerda «de nada».

El juicio comenzó el lunes pasado, con la lectura de los requerimientos de elevación a juicio y solo uno de los seis imputados hizo una breve declaración, aunque sin contestar preguntas, para clamar por su inocencia.

«Yo no abusé de nadie y no hubo un plan para abusar de nadie», fueron las frases que Ángel Pascual Ramos (24) dijo ante los jueces, quienes también juzgan a Lautaro Dante Ciongo Pasotti (25), Thomas Fabián «TH» Domínguez (22), Franco Jesús Lykan (24), Alexis Steven Cuzzoni (21) e Ignacio Retondo (24), todos -al igual que Ramos-, con prisión preventiva.

Los seis acusados llegaron al debate como presuntos coautores de un «abuso sexual con acceso carnal agravado por la intervención de dos o más personas» -que prevé una pena de 8 a 20 años de cárcel-, en concurso real con «lesiones leves» -de un mes a un año de prisión-, producidas al testigo Luis Riveros Espínola, a quien agredieron antes de que todo el grupo fuera detenido por la Policía de la Ciudad.

La clave del debate está centrada en si se mantendrá la acusación que durante la instrucción formularon y sostuvieron el fiscal Eduardo Rosende y el juez Marcos Fernández, en la que, pese a que no todos llegaron a abusar de la víctima, les atribuían a los seis el mismo grado de responsabilidad en el marco de una «coautoría funcional» con división de roles, o si alguno de los imputados es beneficiado con una calificación más leve. Para el fiscal y el juez que elevaron a juicio la causa, los seis concretaron un «ataque sexual masivo» y actuaron en grupo para «satisfacer sus deseos libidinosos».

El hecho ocurrió el feriado de carnaval del 28 de febrero de 2022, en la calle Serrano al 1.300, en la zona de Palermo Soho, donde una pareja de panaderos y otro vecino intervinieron al ver que dentro de un auto Volkswagen Gol estacionado junto a la vereda abusaban en grupo de una chica.

Las claves del caso fueron los múltiples videos de cámaras de seguridad que registraron todo el derrotero del grupo con la víctima durante nueve horas.

Según la reconstrucción del hecho, la joven fue captada a las 6 de la madrugada por algunos de los imputados en el boliche «Espacio Ro Techno Bar» de la calle Thames 1.625, de allí fueron a una plaza de Soler y Godoy Cruz y luego a un kiosco de plaza Serrano donde fue manoseada, hasta que pasadas las 15 fueron caminando hasta el auto estacionado frente a una panadería de la calle Serrano al 1.300, de donde fue rescatada.

Related Post

Deja un comentario

Descubre más desde LRS 811 FM 88.9 COMUNITARIA SOEM

Suscríbete ahora para seguir leyendo y obtener acceso al archivo completo.

Seguir leyendo