Un represor defendió el robo de bebés en la dictadura: “Tienen la sangre maldita”

Por milagros lopez Mar4,2024

Alberto Daniel Rey Pardellas, acusado por delitos de lesa humanidad, defendió en pleno juicio el robo de bebés durante la última dictadura cívico-militar.

Se desempeñó en el Batallón de Comunicaciones 181 de Bahía Blanca y está acusado por 90 casos de secuestros y tormentos, un homicidio y tres casos de lesiones gravísimas, en el marco de una asociación ilícita.

Reproductor de vídeo

00:00

01:24

“Es un estribillo común de la prédica izquierdista de posguerra decir que aquí no hubo guerra sino genocidio, y que la apropiación de hijos de terroristas fue una práctica aberrante”, lanzó el represor ante el tribunal oral que lo juzga junto a otros imputados, según una investigación de la periodista Luciana Bertoia.

Lejos de mostrar algún mínimo de arrepentimiento o esbozar siquiera una mísera autocrítica por haber sido parte activa del genocidio ocurrido entre 1976 y 1983, el acusado continuó con su discurso pro muerte y robo de identidades.

“Es preciso contestar con toda claridad que cada uno de los llamados ‘nietos recuperados’ demuestra dos cosas. Primero: el sentido humanitario de quienes provocaron (sic) como propios a los hijos de terroristas, suponiendo además que de esa forma se evitaría que crecieran odiando como odiaban sus padres”, sostuvo el casi octogenario, actualmente en prisión domiciliaria.

“Sangre maldita”

Cuando se refirió a nietos recuperados, el imputado hizo el típico gesto con sus manos, arqueando el dedo índice y medio, de las comillas, relativizando el concepto: “Se ha comprobado, -no todos-, que muchos de estos, al igual que sus padres, tienen la sangre maldita”.

Ante lo vomitado por Rey Pardellas, los jueces del Tribunal Oral Federal de Bahía Blanca Sebastián Foglia, Marcos Aguerrido y Ernesto Sebastián lo interrumpieron y lo llamaron al orden.

Related Post

Deja un comentario

Descubre más desde LRS 811 FM 88.9 COMUNITARIA SOEM

Suscríbete ahora para seguir leyendo y obtener acceso al archivo completo.

Seguir leyendo