Transporte de cargas: ¿Qué lugar ocupan los trenes?

Se estima que alrededor de 2.900.000 camiones circularán por las rutas del país en 2024, según un informe de la Bolsa de Comercio de Rosario. De esta manera, se proyecta un crecimiento del 75% del transporte automotor, lo que equivale a casi 1.300.000 viajes más que en 2023. 

Al realizar el mismo análisis para el ferrocarril, en 2024 este medio de transporte aspira a movilizar alrededor de 15 millones de toneladas entre granos, subproductos y aceites. Esto equivale a más de 330.000 vagones, una suba de más del 50% en el transporte ferroviario.

El interés del informe radica en que el transporte automotor de cargas tiene en la economía argentina una importancia decisiva. Con una participación relativa de más del 90% en las cargas totales que se transportan, ya sea para el mercado interno o para exportación, representa más del 2% del PBI argentino.

Cabe señalar que el camión representa el principal medio de transporte de cargas terrestre del país. La configuración del sistema de transporte tiene un impacto directo sobre el grado de competitividad de su sistema económico.

Camiones 

“El camión es ideal para el transporte de corta distancia. Un cargamento que se mueve entre 100 y 200 kilómetros no es una carga para el ferrocarril”, indicó Juan Pablo Martínez, responsable del área de transporte ferroviario de AC&A, en conversación con El Auditor.info.

En esta línea, José Barbero -docente investigador especializado en política del transporte y ex decano del Instituto de Transporte de la UNSAM- agregó que «los camiones permiten unir cualquier origen con cualquier destino«.

En lo que respecta a las ventajas de los camiones, Barbero mencionó que hay un mercado “muy amplio y mucha oferta”. Además, puntualizó que muchas de estas empresas prestan un servicio logístico. “Transportan y gestionan todo el almacenamiento y distribución de mercaderías”, completó. 

Falta de información

A pesar de estas cuestiones positivas, Martínez denunció que “no se sabe cuánto se transporta en los camiones, no hay ni un dato del transporte automotor en las estadísticas de la Comisión Nacional de Regulación del Transporte (CNRT)».

En 2023, la Auditoría General de la Nación (AGN) presentó un informe donde destacó el control y fiscalización del Transporte Automotor de Cargas que realiza la CNRT, tanto en lo que hace a las condiciones de seguridad de los vehículos como a la aptitud psicofísica y capacitación de los conductores.

Sin embargo, en el plano de la documentación, el informe expone la ausencia de un Plan Nacional de Transporte y de un Plan Modal, integrales, formalizados, en los que se detallen las políticas públicas previstas para el Transporte Automotor de Cargas.

En línea con lo expuesto por Martínez, la falta de datos confiables para la realización de un diagnóstico adecuado dificulta la planificación eficaz de las medidas concretas a adoptar. “Es imprescindible la existencia de información confiable y suficiente que permita identificar problemáticas y posibles líneas de acción”, afirmó el organismo de control.

Trenes 

Las líneas Belgrano, San Martín y Urquiza suman 9.100 kilómetros operativos, según cifras oficiales de la Secretaría de Transporte. 

Recorren 17 provincias -lo que corresponde al 70% del país- con un total de 5 pasos internacionales, y cuentan con once unidades productivas distribuidas en las provincias y ocho talleres. Las locomotoras son alrededor de 170, y los vagones son 7060. Las cargas incluyen cereales, oleaginosos, subproductos, azúcar, cemento, piedra, fundente, carbón, fertilizantes, metales, madera, vino, aceitunas, melaza, agua y otras eventuales.

Es un error pensar que tener un buen ferrocarril es volver al que se tenía hace 100 años”, señaló el ex decano de la UNSAM. El tren -añadió- cumple un rol importantísimo en la actualidad, pero completamente diferente.

En contexto, el especialista detalló que en muchos países se achicaron las redes ferroviarias. “En la actualidad se busca tener una red eficiente que logre altas densidades de circulación y, por el contrario, es contraproducente tener una amplia cobertura con una vía muy cerca de la otra”, analizó. 

El ferrocarril puede ser muy eficiente cuando circulan varios trenes por día sobre una misma vía”, concluyó José Barbero. A su vez, Martínez subrayó que, en el mundo, el tren se utiliza para “carga masiva”. 

Es importante mencionar que los trenes de carga circulan -aproximadamente- a 30 kilómetros por hora.

 “Si la vía tiene poca utilización no hay manera de que una empresa privada invierta allí. En las últimas décadas hemos tenido un Estado ausente en materia ferroviaria”, expuso Martínez.

Ley de Acceso Abierto

El Poder Ejecutivo Nacional reglamentó la Ley N° 27.132, con el objetivo de reestructurar el sistema ferroviario, tanto de pasajeros como de cargas, para hacerlo más abierto y competitivo. Para el caso particular de los ferrocarriles de cargas, se pretende introducir un modelo con mayor cantidad de participantes, de manera tal que se amplíe la oferta de servicios y disminuyan los costos logísticos para transportar la producción.

Pese a esto, Barbero afirmó que “nunca se la pudo implementar. Tenemos un sistema bajo gestión estatal muy desfinanciado porque es deficitario a pesar de que hubo muchas mejoras en la infraestructura”, completó. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *