Para las prepagas, cómodas cuotas

Las empresas de medicina prepaga deberán devolver, a través de un plan de pagos de 12 cuotas seguidas, una parte del dinero cobrado por encima de la inflación a sus afiliados entre enero y mayo de este año. La devolución se realizará a partir de julio y también a partir de ese mes las cuotas volverán a fijarse “libremente”. En tanto, la actualización de las cuotas se cursará con una tasa de interés más baja que la inflación de modo que no se compensará exactamente a los afiliados. Las entidades también reincorporarían, sin penalidades y en iguales condiciones, a las personas dadas de baja en los últimos meses.

Tras una audiencia judicial que empezó por la tarde del lunes y terminó en la madrugada del martes, el Gobierno y las empresas de medicina prepaga acordaron un plan para devolver en 12 cuotas una parte de lo que aumentaron a sus afiliados por encima de la inflación entre enero y mayo. Lo harán a partir de julio aplicando un interés que es más bajo que la inflación, y a partir de entonces también el cálculo de la cuota será “libre” y conforme a las estructuras de costos de las empresas, según establece el acuerdo.

“Se calculará en cada mes la diferencia entre el porcentaje de incremento realizado y al que hubiera correspondido por el IPC del mes anterior. Al resultante de cada mes, se calculará el monto de diferencia, si lo hubiera, hasta el mes de Junio ajustado por la Tasa Pasiva Banco Nación. A partir del mes de julio 2024 los montos consolidados se devolverán en 12 cuotas mensuales y consecutivas”, sostiene el texto.

El Gobierno realizó el anuncio del acuerdo pero desde el sector privado evitaron hablar de un “trato cerrado”. Hay tirria en el sector porque obligaron a devolver dinero que ya habían asignado o invertido, y dicen que en un Gobierno pro-mercado “hicieron socialismo” con la plata de los otros. Resta evidenciar con la plata de quién. Por su parte, las prepagas también rechazan la idea de “cartelización” pues denuncian que a la audiencia judicial acudieron unas 40 empresas del sector.

PUBLICIDAD

La devolución de los cobros extra se hará en el plazo de un año, mientras el dinero que embolsaron de más las prepagas se recolectó en apenas cinco meses. Además la tasa de interés que actualizará el monto de la devolución es más baja que la inflación, puesto que será la tasa de los plazos fijos del Banco Nación que hoy equivale a la mitad de la variación del Indice de Precios al Consumidor (IPC). De modo que las compañías solo devolverán una parte de lo embolsado y los afiliados no recuperarán todo perdido.

Por otro lado, las compañías más grandes buscaban que la devolución se realizara en 6 cuotas, mientras otras querían prolongar el periodo de devolución a los 12 meses finalmente acordados. La fecha de inicio de la devolución que algunas proponían para octubre, será julio y a partir de entonces las cuotas nuevamente serán “libres”, de acuerdo a la evaluación de cada compañía. Además las prepagas se comprometieron a reincorporar a sus planes a los afiliados que hayan sido dados de baja por falta de pago “en iguales condiciones y sin restricción ni penalización alguna”.

Desde mediados del mes pasado, el Gobierno instó a las principales siete compañías del sector a retrotraer sus precios a los valores de diciembre y sobre eso sumarle el IPC acumulado desde entonces. Se trata de OSDE, Galeno, Hospital Británico, Hospital Alemán, Medifé, Swiss Medical y Omint que ajustaron o están realizando adecuaciones que implicaron una baja de entre 22 y 28 por ciento en las cuotas que cobran a sus afiliados. Esto dejará de regir a partir de julio pero posiblemente se sumen nuevas empresas a la nómina de quienes deben recalcular cuotas.

Según fuentes del Gobierno, un punto clave en la negociación con las prepagas fue el de mantener la investigación sobre la eventual “cartelización” de las principales empresas del sector, que actualmente lleva adelante la Comisión Nacional de Defensa de la Competencia (CNDC) a raíz de una denuncia ingresada por diputados de la Coalición Cívica. Este mecanismo legal permitió que las cuotas se retrotraigan, y ahora la denuncia fue ampliada a otras 13 empresas del sector, entre ellas Medicus, Hospital Italiano, Obra Social Luis Pasteur, Hominis, Sancor Salud y el Cemic.

La denuncia nuevamente deberá seguir los canales formales, que suponen que las compañías tienen también un plazo para realizar su descargo, de modo que la modificación en las cuotas de estas últimas tomará al menos un par de meses. El juez federal Juan Rafael Stinco es quien lleva adelante la causa canalizada formalmente a través de la CNDC dependiente de la Secretaría de Comercio.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *