Ante la crisis humanitaria que atraviesa la población de la Franja de Gaza tras más de 90 días de asedio israelí, el jefe de ayuda de emergencia de la ONU, Martin Griffiths, advirtió el sábado que los habitantes del territorio palestino se enfrenta a los niveles de inseguridad alimentaria jamás registrados.

Al citar el número de fallecidos, heridos, los ataques a hospitales por parte de las fuerzas israelíes, Griffiths afirmó en un comunicado que la Franja de Gaza se había convertido en un lugar de muerte y desesperación.

El funcionario de la ONU añadió que en el territorio palestino se está produciendo un desastre de salud pública a medida que las enfermedades infecciosas se propagan en refugios superpoblados.

Martin Griffiths señaló que alrededor de 180 mujeres palestinas «están dando a luz diariamente en medio de este caos».

«Gaza simplemente se ha vuelto inhabitable. Su gente es testigo de amenazas diarias a su propia existencia, mientras el mundo observa», dijo Griffiths en el comunicado publicado por la Oficina de las Naciones Unidas para la Coordinación de Asuntos Humanitarios (OCHA por sus siglas en inglés).

De acuerdo a los datos de la agencia de la ONU para los refugiados palestinos (Unrwa por sus siglas en inglés) hasta 1.9 millones de personas han sido desplazadas desde el comienzo del asedió israelí contra la Franja de Gaza.

Según el Ministerio de Salud, más de 22.500 palestinos han muerto desde que Israel inició su operación militar por aire, mar y tierra contra la Franja de Gaza.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *