“Milei es comunista”: el Presidente reculó y pidió plata a China

Tres días fueron más que tiempo suficiente para que Javier Milei se desdiga de sus posiciones más radicalizadas, puntualmente en materia internacional.

Este martes, el presidente argentino le envió una carta a su par Xi Jimping. El objetivo, además de intentar sanar la diplomacia que estuvo a punto de romperse, era pedirle plata.

 

Mediante un contacto diplomático, la administración de La Libertad Avanza (LLA) intenta descongelar el acuerdo de un swap por 5 mil millones de dólares que Beijín había cerrado con el gobierno de Alberto Fernández.

Palabra de Xi Jimping

Quien dio la primera señal de diálogo fue Xi Jimping a través de una carta enviada el 22 de noviembre en la que lo felicitó por haber sido electo como presidente. Allí, se expresó “dispuesto a trabajar con usted para continuar la amistad entre ambos países”.

“Agradezco al Presidente Xi Jinping las felicitaciones y los buenos deseos que me ha hecho llegar a través de su carta. Le envío mis más sinceros deseos de bienestar para el pueblo de China”, fue la escueta respuesta de Milei.

“NO HARÍA NEGOCIOS CON CHINA”

Durante una entrevista previa a las PASO de agosto, el entonces candidato de LLA se había mostrado a favor de cortar lazos con el gigante asiático: “No hago transacciones con comunistas. No haría negocios con China”

Teorema de Baglini, al palo

El Presidente, de esta manera, dio entidad al teorema de Baglini, que señala que un dirigente hace propuestas extremas cuanto más lejos está de llegar al poder y, caso contrario, las modera cuanto está más cerca.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *