La ley omnibus que Javier Milei envió al Congreso da un paso clave para debilitar el actual sistema de reparto de las jubilaciones y abrir la puerta al regreso de las AFPJ. El proyecto contempla la disolución del Fondo de Garantía de Sustentabilidad de la Anses (FGS), cuyos activos pasaran a manos del Tesoro.

La disolución de este fondo soberano deja a los jubilados sin el principal instrumento para financiar sus haberes, que ahora dependerán íntegramente de un Estado que el propio Milei reconoce como quebrado. Se trata de un paso clave para plantear el regreso de las AFJP, como anticipó en exclusiva LPO

El tema está contenido en el artículo 226 de la ley. «Dispóngase la transferencia de los activos del Fondo de Garantía y Sustentabilidad creado por el Decreto 867/07 al Tesoro Nacional. Facúltase el PODER EJECUTIVO NACIONAL a adoptar todas las medidas necesarias para la instrumentación de lo previsto en el presente artículo», sostiene.

El Fondo de Garantía de Sustentabilidad de la Anses está compuesto por activos financieros tales como títulos públicos, acciones de sociedades anónimas, plazos fijos, obligaciones negociables (instrumentos de deuda emitidos por empresas), fondos comunes de inversión, fideicomisos financieros y préstamos a provincias. Fue creado por Nestro Kirchner en 2007 «Con el objeto de proteger al sistema previsional de vaivenes económicos».

 

Con la emergencia previsional del decreto Milei abre la puerta para que vuelvan las AFJP

Este fondo se constituyó originalmente con las acciones en poder de las AFJP adquiridas con la liquidez de las jubilaciones. Por eso el Estado Nacional se quedó con participación societaria en Clarin, Techint, TGS, entre otras grandes empresas. Tenencias que ahora pasarn al Tesoro y se supone se rematarán.

El FGS de la Anses, que no es otra cosa que un fondo soberano, aumentó su valor en dólares un 72% entre 2019 y 2023.

Entre 2008 y 2015, el valor en dólares del FGS aumentó un 179%. Entre 2015 y 2019  marcó una caída del 47%,  pero desde fines de 2019 hasta junio de 2023, el valor en dólares del FGS aumentó un 72%, y las inversiones en proyectos productivos y de infraestructura registraron un crecimiento de 114% interanual.

La diferencia sustancial entre las AFJP y el sistema actual es que se trata de un sistema de capitalización y no de reparto. En el sistema actual, los trabajadores activos son los que aportan al régimen previsional para sostener las jubilaciones; por el contrario, bajo las AFJP el trabajador deja parte de su sueldo que va acumulando para cuando alcance la edad de jubilarse. Con ese dinero las AFJP hacían apuestas financieras pero ademas cobraban una comisión que podía llegar a ser de hasta el 30% de lo acumulado, por lo que llegaron a cobrar 12 mil millones de dólares en los casi 15 años que funcionaron.

Javier Milei fue economista en jefe de una de las mas conocidas: Máxima del banco HSBC que se dedicó a poner la plata de los aportes en acciones y a girar las ganancias a Londres.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *