La continuidad de Putin es «imprescindible» para la soberanía como principio global

Vladímir Putin, presidente de Rusia - Sputnik Mundo, 1920, 07.05.2024

El líder menos conveniente para los intereses de Occidente repite presidencia con varios desafíos por delante. Conversamos con los analistas argentinos Jorge Elbaum, Alberto Hutchenreuter y el mexicano Salvador González Bricelo.

Con el compromiso de tener como máxima prioridad los intereses nacionales y la seguridad ciudadana, trabajar con los socios de Moscú para establecer un orden mundial multipolar y permanecer abierto a fortalecer las buenas relaciones con todos los países, incluso los occidentales, el presidente de Rusia, Vladímir Putin asumió su quinto mandato que se extenderá hasta el año 2030.

«La asunción de Vladímir Putin es la expresión de una continuidad política imprescindible para el mayor país en términos de extensión del mundo, el más grande a nivel global. Y es una referencia también para los pueblos del mundo que reivindicamos la soberanía como el principio fundamental de las relaciones diplomáticas y de la gobernanza global», dijo a Radio Sputnik el analista argentino, Jorge Elbaum, sociólogo y doctor en Ciencias Económicas.

«Desde América Latina, desde África, desde Asia celebramos sin duda esta asunción de Vladímir Putin porque son un reservorio también de nuestra esperanza para ser pueblos más libres y soberanos», reflexionó el sociólogo.

«Putin es la cara de un presente y un futuro más respetuoso de las identidades específicas de cada uno de los países, del respeto a su idiosincrasia, a su cultura y a su trayectoria. Cosa que efectivamente la lógica de Estados Unidos busca destruir para imponer la propia en el marco de los intereses de los complejos militares industriales, de Wall Street y de las transnacionales», indicó Jorge Elbaum

La ceremonia solemne de asunción se celebró en el Kremlin y fue transmitida en directo por seis canales de televisión rusa.

Rusia y China

El primer viaje al extranjero de Putin en su nuevo mandato será a China, como respuesta a la visita del líder del gigante asiático, Xi Jinping, a Rusia el año pasado después de asumir el cargo.

En ese sentido el entrevistado destacó que «Putin junto con Xi Jinping son los estadistas más importantes a nivel mundial que detentan un interés en conservar las tradiciones de cada uno de sus países y no ser vapuleados o vulnerabilizados por una lógica unilateral promovida desde Occidente y orientada básicamente a privilegiar los intereses de esa región pequeña del mundo que no expresa más que el 12-15% de la población mundial».

El mandatario chino, Xi Jinping, y el presidente ruso, Vladímir Putin - Sputnik Mundo, 1920, 07.05.2024

El mandatario chino, Xi Jinping, y el presidente ruso, Vladímir Putin

© Sputnik / Pool

 / 

Acceder al contenido multimedia

«Putin, Xi Jinping y específicamente los BRICS son el espacio de construcción de lo nuevo a nivel global que supone relaciones horizontales y no reglas artificiales impuestas por Washington o por la OTAN», agregó el experto argentino.

El mandatario ruso se impuso en los comicios de 2024 con el 87,28% de los votos, cifra récord en la historia moderna del país.

Esas elecciones fueron las primeras que Rusia celebró por espacio de tres días, del 15 al 17 de marzo, y que incluyeron la opción del voto telemétrico en una treintena de regiones.

Rusia y Occidente

«Putin es el dirigente más conveniente para Rusia, pero el menos conveniente para Occidente«, dijo entrevistado por Radio Sputnik el analista político argentino Alberto Hutschenreuter.

«El especialista ruso Arbátov dijo alguna vez que el objetivo de Occidente era convertir a Rusia en un país lateral proveedor de materias primas. Es una interesante definición, lo dijo hace bastante tiempo, hace más de dos décadas, y creo que explica un poco el propósito de Occidente: que Rusia no sea un gran poder eurasiático y que eventualmente no desafíe la supremacía de Occidente. Y eso no está sucediendo», indicó el experto.

«Occidente quiere imponer la idea al resto del planeta de que Rusia es un peligro para la seguridad internacional. Ahora, si uno mira el mapa del mundo, Rusia está rodeada por países de la OTAN. Ha caído una cortina militar prácticamente desde el Báltico hasta el Mar Negro. Y si uno mira a Estados Unidos y a Canadá no están rodeados por nadie, entonces ¿cómo uno puede sostener que Rusia es un peligro para el mundo, cuando uno mira el mapa y ve que Rusia está rodeada de bases y países de la OTAN? El mar Báltico, por ejemplo, es un lago de la OTAN, ¿quién es el amenazado realmente?», cuestionó Hutchereuter.

Durante su discurso de asunción, Putin sostuvo que está abierto a fortalecer las buenas relaciones con todos los países que ven a Rusia como un socio confiable, incluso con las naciones occidentales.

75 años de expansión de la OTAN - Sputnik Mundo

En ese sentido, el entrevistado destacó las buenas intenciones de Putin y puntualizó que «no se puede lograr una mejora de las relaciones si Occidente va a persistir con la idea de continuar con la ampliación de la OTAN, esto va a llevar no solamente a que continúe la rigidez en la relación, la tensión, sino que podrían aparecer nuevas situaciones de conflictos en Europa del Este, en la zona del Cáucaso, de modo que hay un trabajo por hacer, pero me parece que hay que volver a la sensatez estratégica y en eso Moscú tiende la mano del diálogo».

Nuevo orden mundial multilateral

Desde México, el analista internacional Salvador González Briceño consideró que con la reelección del presidente Putin «se consolida la opción para el mundo de sacudirse la influencia imperial y neocolonial del ya decadente imperio estadounidense».

«Esto representa, además, una alternativa distinta para el desarrollo de los países antes discriminados y explotados de: África, Latinoamérica y Asia. Llegó el momento de las alianzas del sur global en el marco de un nuevo orden mundial», aseguró el analista político.

«Cuando Rusia le puso el cascabel al gato, sin planearlo porque el presidente Vladímir Putin tuvo en 2022 que defender su soberanía —a raíz de las amenazas de la OTAN de incorporar a Ucrania—, la intentona del Occidente colectivo de golpear al país eslavo para fragmentarlo primero y dividirlo después para dominarlo, se les cayó como castillo de naipes», subrayó González Briceño.

Putin accedió a la Presidencia por primera vez en el año 2000 y fue reelegido en 2004. No participó en las elecciones de 2008, ya que la Constitución de Rusia no permite presentarse tres veces seguidas al cargo de jefe de Estado.

Tras apoyar a Dmitri Medvédev como candidato presidencial, Putin se convirtió en primer ministro en mayo de 2008. Putin volvió a ser mandatario en 2012 y fue reelegido presidente en 2018.

El actual mandatario recibió el derecho a presentarse a las elecciones de 2024 después de que se aprobaran enmiendas a la Constitución rusa en una votación a nivel nacional en 2020, en las que se abordaban nuevos requisitos para los distintos niveles de Gobierno.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *