DE CARNAVALES

Por milagros lopez Feb14,2024

  En el retorno del semanario radial LA MIRADA -Año 23- por la Radio pública de Reconquista- «Ciudad» 88.1, el colectivo volvió a su temática encarada hacia Memoria, Verdad, Justicia… hacia lo nacional, hacia lo latinoamericano. Con la novedad de la incorporación al equipo del Profesor ALDO SOTELO, con su columna “Historias de la vida cotidiana”. El histórico dirigente sindical del SITRAM y profuso investigador de las décadas ocultas de la historia de Reconquista en el Siglo XX (en lo social, político, deportivo…) encaró este sábado 10 de febrero sobre los carnavales de antaño aquí.
Luego el diálogo invitado fue con el politólogo y veterano militante político, Ingeniero ALBINO GALL (oriundo de esta comarca pero hoy en el AMBA-Lomas de Zamora) sobre la compleja realidad actual nacional.
PRIVATIZAR el micrófono?

    No podemos dejar pasar por alto en este resumen lo que suena fuerte en el entorno de Radio Ciudad-Municipal: el llamado a licitación para su privatización por parte del intendente Dr. AMADEO VALLEJOS. Desde el inicio de su gestión el médico arribado desde Corrientes como residente e incorporado luego a la política, NUNCA tuvo un proyecto de radio pública en su mochila. La radio en su gestión es un “gasto” y no una inversión en cultura, en diversidad de voces, en la participación, en el respeto de minorías, alentadora de conciencia social… esos «créditos humanos» que el mercado comunicacional privado y su agendas no habilitan muchas veces. 

    Tras la pandemia, silencios y presiones, el medio subió un escalón arriba en su estructura y asentamiento cumpliéndose un antiguo proyecto, de instalarse cómodamente en el Centro Cultural La Estación. El reclamo de variados programas no fueron ajenos al empuje, más la suma de diversos actores de todo tipo: individuales, sociales y políticos.

    En el 2023 la emisora cumplió 25 años, y no hubo un solo acontecimiento oficial que lo resaltara. En una gestión que permanentemente entrega reconocimientos variados a personas e instituciones destacadas. Fue un llamado de atención, un alerta para la duda, ante lo que ahora se preanuncia… Privatizar Radio Ciudad será un retroceso que la historia no perdonará!!!
SOTELO… CARNAVALES
    Luego de explicar de qué se trata su último libro “Reconquista 1955”, Aldo Sotelo en un fragmento de su columna habló de las fiestas del Rey Momo, de los carnavales de antaño aquí: “Ya no se hacen como antes, por ejemplo desapareció el juego con agua, característica de nuestra niñez
en horas de la siesta, hasta las 6 y media de la tarde en que una bomba de estruendo tirada por el municipio anunciaba el cierre de ese juego con baldes. El municipio reglamentaba que no se podía mojar a los curas, a las monjas, a los policías, a los militares, a los funcionarios ni tampoco a las personas que estaban trabajando… Aunque siempre había en el grupo de chicos alguno que se descolgaba y largaba un baldazo de agua, alguna bombita (bombucha) a alguien que transitaba por donde se juntaban en grupos, de un lado los varones, del otro las mujeres… era un momento de diversión, nosotros esperábamos esos días y que no se terminaran nunca la tarde…
    “Si vamos hacia atrás, en el origen de los corsos, cuenta el poeta Samuel CERNADAS, acá la luz eléctrica llega en el año 1912 mas o menos, que comienzan a conectarse en los domicilios, luego surge el alumbrado público, el corso se hacía por la calle Mitre frente a la plaza, entre el Banco Nación y calle Obligado, calles de tierra y a los costados frondosos paraísos, el encuentro se hacía a la tardecita hasta que llegaba la noche, desfile de máscaras, comparsas con instrumentos de viento y se terminaba. En otra etapa, que nosotros la podemos ubicar en la década del 20 cuando Reconquista es declarada ciudad, quien era intendente, PATRICIO DIEZ, dictó un decreto donde constituye una comisión organizadora de los corsos (recuerda años después la comisión de corsos 60-70, época de Paranahiba y Marumbá: Asociación de Amigos de calle P. Diez). Aquella comisión estaba integrada por Marte Bosia como presidente, Roberto Juan Vrillaud 
(político) como tesorero, Arturo Visintini (comerciante) como protesorero, Decoroso D’Anunzio como secretario, Celestino Lanteri, Laureano Diez, Alberto C de Gastón, Rodolfo Argenti, Antonio Sabaté (intendente 1923-1927), Enrique Pfahl (industrial). Los bailes se hacían después del corso en el Club Social como en el Cine Colón (al lado del hoy Museo de Bellas Artes)…

    “En la década del 30 se hacía en calle Obligado, en una ciudad de unos 12.000 habitantes, calles de tierra, iluminación escasa, regaban temprano a la tardecita para el desfile de comparsas (no numerosas y no vistosas), máscaras y las carrozas… Para disfrazarse en los corsos tenían que ir a pedir permiso a la Policía, ellos te autorizaban, vos le tenías que decir el disfraz y no podían hacerlo de cura, de monja, de gobernantes… había concurso de disfraces fundamentalmente para los chicos, se juntaba un jurado que premiaba a las máscaras más atractivas y le daban algún premio…La murgas eran un capítulo especial, brindaban espectáculo no solamente en el corso sino que podían aparecer frente a una casa donde los murgueros, con ropaje vistoso, le cantaban algo al dueño de casa el que le dejaba una buena propina. Las comparsas estaban integradas por hombres “(…)

Related Post

Deja un comentario

Descubre más desde LRS 811 FM 88.9 COMUNITARIA SOEM

Suscríbete ahora para seguir leyendo y obtener acceso al archivo completo.

Seguir leyendo