Condenaron a prisión perpetua a los policías de la Ciudad que mataron a Lucas González: el crimen fue motivado por el “odio racial”

Los jueces Ana Dieta de Herrero, Daniel Navarro y Marcelo Bartumeu Romero, a cargo del Tribunal Oral en lo Criminal N°25 porteño, condenaron a a los policías de la Ciudad acusados de matar a Lucas González, el adolescente de 17 años que fue asesinado el 17 de noviembre de 2021, en la entrada de la villa Zavaleta en Barracas.

Los condenados como asesinos son el inspector Gabriel Alejandro Isassi (42), el oficial mayor Juan José López (48) y el oficial Fabián Andrés Nieva (38), integrantes de la División Brigadas y Sumarios 6 de la Comuna 4 de la fuerza de seguridad porteña. Fueron condenados por el delito de homicidio quíntuplemente agravado con alevosía y odio racial. “Esto es histórico, no existe una sentencia por racismo. Los mataron por negros, por marrones”, remarcó al finalizar la audiencia Gregorio Dalbón, abogado de las víctimas.

Los tres no solo fueron condenados por el crimen de Lucas. También se los castigó por intentar matar a los tres amigos del joven, por privación ilegal de la libertad y por falsedad ideológica. “Tuvimos un tribunal serio y dos fiscales serios, hemos hecho un gran equipo, trabajamos a full”, comentó Dalbón, quien pidió investigar cómo funcionan las brigadas de las policías: “No podemos estar a merced de quienes nos tienen que cuidar”.

Julián Salas, sobreviviente, abraza a su madre mientras la mamá de Lucas increpa a los condenados tras la sentencia (Maximiliano Luna)Julián Salas, sobreviviente, abraza a su madre mientras la mamá de Lucas increpa a los condenados tras la sentencia (Maximiliano Luna)

El Tribunal condenó además a seis policías por los delitos de encubrimiento, específicamente por haber ayudado a Gabriel Isassi a intentar hacer pasar el hecho como un enfrentamiento armado, por privación ilegal de la libertad. Luego, absolvió a cinco.

El subcomisario Roberto Inca y el comisario Juan Horacio Romero (ambos jefes de la Brigada donde operaban los tres condenados a perpetua), el comsiario de la 4D Fabián Du Santos, y el comsiario de la 4A, Rodolfo Alejandro Ozán, recibieron la pena de seis años de prisión.

Además, el inspector Héctor Cuevas, que fue quien reveló cómo operaron Isassi, Inca y el policía Facundo Torres (detenido pero investigado en una causa paralela) recibió la pena de 4 años de prisión.

El oficial Sebastián Baidón, que llegó al lugar del hecho como chofer de Cuevas, también fue condenado. Recibió la pena de ocho años de prisión porque, además de los delitos que se le imputaron a sus compañeros, fue considerado autor del delito de torturas contra los sobrevivientes. En el juicio, Joaquín Zuñiga lo señaló como el agente que le dijo “así que sos de Varela, villero, tendrías que estar muerto como tu amigo”.

Los tres condenados a perpetua hablan con uno de sus abogados defensores, Martín Sarubbi (Maximiliano Luna)Los tres condenados a perpetua hablan con uno de sus abogados defensores, Martín Sarubbi (Maximiliano Luna)

Fueron absueltos Ramón Jesús Chocobar, Angel Darío Arévalos, Jonathan Alexis Martínez, Daniel Espinosa y el comisario Daniel Santana.

La sentencia se leyó en el auditorio AMIA de los tribunales de Comodoro Py, con su planta baja y primer piso colmados, junto a una fuerte manifestación de familiares, amigos y organizaciones sociales en la calle. El proceso, que se inició el 16 de marzo, incluyó más de 50 testigos, entre ellos el ex ministro de Justicia y Seguridad porteño Marcelo D’Alessandro, que complicó con su relato a los policías acusados.

Te puede interesar: La mamá de Lucas González: “Quiero que los policías no salgan de la cárcel nunca más, como mi hijo no va a salir del cementerio”

Amigos de Lucas pidieron Justicia antes del veredicto (Maximiliano Luna)Amigos de Lucas pidieron Justicia antes del veredicto (Maximiliano Luna)

Isassi también está sospechado de haber sido quien plantó el arma en el auto de las víctimas, según reveló semanas atrás el inspector Héctor Cuevas, uno de los 12 agentes detenidos por encubrimiento, de los cuales 11 fueron juzgados este martes.

El fiscal general Guillermo Pérez de la Fuente había planteado en contra de los tres policías más complicados una calificación que ocupa un párrafo entero: homicidio agravado por haber sido cometido con arma de fuego, alevosía, por odio racial y por placer, en concurso premeditado de dos o más personas y por ser integrantes de una fuerza de seguridad, y falsedad ideológica y privación ilegítima de la libertad.

Gabriel Isassi, el más complicado de los policías (NA: MARIANO SANCHEZ)Gabriel Isassi, el más complicado de los policías (NA: MARIANO SANCHEZ)

Te pude interesar: Habla el policía que rompió el silencio en el encubrimiento del crimen de Lucas González: “Si contaba antes lo que vi, me mataban”

Los abogados defensores de estos tres agentes, Fernando Soto y Martín Sarubbi, reclamaron la absolución, ya que consideraron que “cumplieron con su deber” en el marco de un presunto operativo que investigaba a un supuesto vendedor de marihuana que tenía su búnker a metros de la cancha donde entrenaban las víctimas.

Sentí muchísima impotencia. Los trató de drogadictos. Estoy con bronca al día de hoy. Después de todo lo que hicieron”, le dijo a este medio la mamá de Lucas en una entrevista publicada este lunes.

Los argumentos del veredicto se conocerán más adelante. A la lectura de la sentencia asistieron los padres de Lucas, los tres amigos que sobrevivieron al ataque y el secretario de Derechos Humanos de la Nación, Horacio Pietragalla.

About Author

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: