Concejal de Concordia reivindica el genocidio Indígena y las comunidades de Entre Ríos lo repudiaron

Ante la aberrante noticia sobre la presentación del proyecto de ordenanza de cambiar el nombre de la avenida “Pueblos originarios” de la costanera de Concordia por Julio Argentino Roca, cuya autoría es del concejal Libertario, Felipe Sastre, las comunidades Charrúas de Entre Ríos fueron contundentes, con un pronunciamiento, manifestando el repudio total por tratarse de reivindicación de uno de los mayores genocidas de la historia argentina.

 El documento comenzó a circular por redes sociales y grupos de Whatsapp para invitar a adherir y con ello fortalecer el repudio con el objeto de darle un marco de gran importancia, teniendo en cuenta lo que significa el intento de naturalizar estos tipos de reivindicaciones que alimenta ferozmente al negacionismo, tiende a naturalizar la violencia y acrecentar la discriminación y el racismo.

La iniciativa la tomaron integrantes de la comunidad I´TU de Concordia a la cual apoyaron y se sumándose las demás comunidades de la Provincia.

Nilda González integrante de la comunidad I´TU de Concordia contó a La voz de Senaqué que “ese nombre de Roca lo tenía anteriormente y en una visita de Osvaldo Bayer y con otras personas de instituciones escolares y del gobierno también, se presentó un proyecto reivindicando la existencia de pueblos originarios en la actualidad”

Y esta acción que va al tono de otras decisiones que se tomaron a nivel nacional de cambiar el nombre del salón de Pueblos Originarios en la Casa Rosada ( salvando la diferencia del objeto de cambio aunque provocador ) y otra situación que fue denunciada en Villaguay por un edil que reivindico el genocidio de la última dictadura , al que por ello fue sancionado suspendiéndolo por 2 meses sin goce de sueldo; en este caso resulta lo mismo y es por ello que las comunidades salieron a repudiar.

También Nilda manifiesta “esto es una avanzada para visibilizarnos y tapar la existencia de nuestros pueblos “Expresó. Y sobre el concejal dijo “reivindica la figura de Roca como un verdadero prócer, ninguneando la lucha que hemos tenido los pueblos originarios siempre”. En ese sentido llamó a la hermandad con todos los pueblos y al dialogo intercultural tan necesario para estos tiempos ya que “no se trata de un simple cambio de nombre sino de una política ideológica que quiere avanzar contra todos los derechos, avasallarlos pisotearlos” enfatizó.

Aquí el documento completo invitando a adherir

MANIFESTAMOS PROFUNDAMENTE NUESTRO REPUDIO A LAS EXPRESIONES VERTIDAS POR EL CONCEJAL OFICIALISTA SASTRE DE LA CIUDAD DE CONCORDIA

La Comunidad I´Tu del Pueblo de la Nación Charrúa, conjuntamente a  las demás comunidades charrúas de la provincia de E.Rios repudiamos enérgicamente  el proyecto que osa intentar reivindicar al genocida Julio A. Roca y el genocidio indígena imponiendo su nombre a  la Avenida Costanera de los Pueblos Originarios y la Plazoleta del Aborigen, el cual fue modificado por  la Ordenanza Nº 33614, la cual se encuentra vigente desde el 28/05/2008, de la mano de Osvaldo Bayer, entre otras numerosas instituciones de la ciudad de Concordia.

Repudiamos las palabras agraviantes del edil autor del proyecto, quien públicamente en sus argumentos llama “verdaderos próceres” a uno de los íconos que representa el genocidio indígena. La Convención sobre la Prevención y la Sanción del Delito de Genocidio, adoptada por la Asamblea General de la ONU en su Resolución 260 A (III) del 9 de diciembre de 1948, define genocidio en su Artículo II: “En la presente Convención, se entiende por genocidio cualquiera de los actos mencionados a continuación, perpetrados con la intención de destruir, total o parcialmente, a un grupo nacional, étnico, racial o religioso, como tal: a) Matanza de miembros del grupo; b) Lesión grave a la integridad física o mental de los miembros del grupo; c) Sometimiento intencional del grupo a condiciones de existencia que hayan de acarrear su destrucción física, total o parcial; d) Medidas destinadas a impedir los nacimientos en el seno del grupo; e) Traslado por fuerza de niños del grupo a otro grupo”.

Estas prácticas sistemáticas fueron acciones realizadas tanto durante la Campaña del Desierto y después, durante la formacion de los estados nacionales y provinciales, como se puede corroborar en diversos documentos, diarios y fuentes de la época. La más conocida de tales prácticas es el exterminio físico. En 1878, el ejército comandado por Julio A. Roca realizó 23 expediciones, en las que fueron ultimadas 398 personas, se tomaron prisioneros 901 lanceros y 3.668 miembros de sus familias. Durante 1879 fueron asesinados 1.313 lanceros, y tomados prisioneros más de 10.000 indígenas entre hombres, mujeres, niños y ancianos. Según consta en documentos de la época, hubo trata, reparto de indios, reducción en campos de concentración, traslados forzosos, entre otros que han sido documentados. Rocca se refería así a la Campaña del Desierto: “No hubo batalla, fue una cabalgata bajo el sol patagónico y logramos 1600 muertos y otros 10.000 de la chusma. Era el destino de una raza salvaje que ya estaba vencida”. Sin embargo, parece que todo ésto es insignificante frente a la construcción de un puerto, tal como recuerda el concejal.

En sus expresiones desprecia los procesos históricos que han reconocido la preexistencia y resistencia indígena, como así también los derechos de los Pueblos Originarios a lo que llama “degradación cultural”. Alli intentaron un etnocidio que no resulto, púes aqui estamks los sobrevi ientes orgullosos de salir del silenciamiento y aculturacion impuestos por personajes que como Sastre intentan olvidar nuestra ancestralidad tan vigente.

El renombramiento de la Av. Costanera Julio A. Roca por Pueblos Originarios en 2008, tuvo como fundamentos el Art.  75 inc. 17 de la Constitución Nacional, el Art. 33 de la Constitución de Entre Ríos; la Declaración Universal de los Derechos Humanos, el Pacto de San José de Costa Rica , el Pacto Internacional de los Derechos Económicos Sociales y Culturales, el Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos, la Convención sobre la Prevención y la Sanción del Delito de Genocidio, la Convención Internacional sobre la Eliminación de todas las Formas de Discriminación Racial, la Convención sobre la Eliminación de todas las Formas de Discriminación contra la Mujer, la Convención contra la Tortura y otros Tratos o Penas Crueles, Inhumanos o Degradantes, y la Convención sobre los Derechos del Niño, todos ellos de raigambre constitucional.

Cabe recordar que el renombramiento de la Avenida Costanera en el año 2008 en nuestra ciudad de Concordia fue uno de los tantos renombramientos. Por mencionar solo algunos, los nombres de Julio Argentino Roca o General Roca, fueron cambiados por el de Pueblos Originarios en Las Flores, General Pinto, Rojas, (Pcia. de Bs. As.); Deán Funes, Villa María, Villa Nueva (Córdoba). En Tucumán se lo cambió por el nombre de América Latina.  En otras localidades se lo reemplazó por nombres de grandes referentes indígenas como en Río Negro, Ingeniero Huergo por la reconocida Artista Mapuche Aimé Painé, en Sierra Grande por  Lonko Valentín Sayhueque y en El Huecú por el de  Lonco José Mañke Cayucal; en Winifreda (La Pampa), se reemplazó la calle “Conquista del Desierto” por “Pueblo Ranquel”, por mencionar sólo algunas, así como también se han reemplazado nombres de plazas, escuelas, lagos, ríos, etc.

Como Nación Charrúa sostenemos claramente que el proyecto pretende   intentar revertir un hecho histórico y democrático impulsado por una iniciativa popular en la que participaron instituciones y personas independientes, lo cual es desconocido por esta propuesta.

Quienes integramos la Comunidad I´Tu, ylas mas de una decena en la provincia, Charrúa, Guaraní, Chana. Sabemos que la ciudadanía es consciente del retroceso que significa el progreso de este proyecto, más aún en un contexto donde se ha desmantelado el INAI, el INADI, los discursos de odio de los principales referentes del Estado nacional en esta gestión. Esperamos que el resto de los concejales y las concejalas no acompañen este proyecto y se dediquen a propuestas que realmente consideren las necesidades de la gente y de la historia de nuestros más de 40 Pueblos Indígenas de Argentina.

Comunidades Charrua I’Tu, Onkaiujmar, Pueblo Jaguar; Remajunem, Salto Grande, Charrúa Etriek, I’Jaguarí; Gue Guidai Berá, Tiraparé, La Rinconada.

La Voz de Senaqué

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *